¿CUÁLES SON LOS ALIMENTOS MÁS RICOS EN PROTEÍNAS?

El maíz se vende por encima del precio oficial, por falta del producto. La semana pasada el saco estuvo a 17,50 dólares y en esta, ya se oferta a 18 dólares. Así lo indicó a Diario EXPRESO

¿CUÁLES SON LOS ALIMENTOS MÁS RICOS EN PROTEÍNAS?

Las proteínas son una fuente de energía imprescindible para nuestro cuerpo. Estas se encargan de fortalecer nuestro cuerpo tanto por dentro como por fuera, así juegan un papel fundamental para nuestra salud, ya que se encargan de fortalecer los huesos y los músculos.

Además, las proteínas refuerzan el sistema inmunológico, regula la actividad de las células, mantienen y reparan tejidos y son las responsables de la formación de los jugos digestivos, las hormonas, la hemoglobina, las enzimas y las vitaminas. Las proteínas están formadas por carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno.

Debido a la gran importancia que tienen las proteínas en nuestro organismo, debemos de estar muy pendientes de incluirlas en nuestra alimentación. Por lo tanto, una dieta rica en nutrientes proteicos es básico para sentirnos más fuertes y proteger a nuestro cuerpo de enfermedades. Entonces, si queremos permanecer en un estado saludable, debemos de ingerir las dosis adecuadas de pero, ¿Qué alimentos tienen más proteínas?

Estos son los 10 alimentos más ricos en proteínas
En este artículo, enumeramos los diferentes alimentos que podemos ingerir y que están reconocidos como grandes fuentes de proteínas:

Leche
La leche contiene una gran cantidad de proteínas, siendo un alimento totalmente necesario para nuestro organismo debido a su gran aporte en nutrientes necesarios. Este alimento es rico en calcio, fósforo y riboflavina.

Salmón
El salmón esta constituido por una gran cantidad proteínas, además, aporta grasas poliinsaturadas como el omega 3. Esto suele ocurrir en la mayoría de pescados, pues todos tienen un alto porcentaje proteico. Algunos tienen más grasas que otros, pero todos tienen un buen aporte de proteínas.

Yogur griego
El tan famoso yogur griego también es una fuente importante de proteínas. Por raro que parezca, este cuenta con más aporte proteico incluso que los huevos, siendo muy recomendable para mezclar al comer frutas o frutos secos.

Almendras
Al igual que con los cacahuetes, las almendras son un alimento muy rico en proteínas. Además, incluye numerosos nutrientes como fibra, vitamina E y magnesio. Por norma general, en 28 gramos de almendras suele haber 6 gramos de proteínas y 161 calorías.

Cacahuetes
Los cacahuetes son unos frutos secos, ideales por su gran aportación en proteínas. Además, son ricos en fibra o magnesio, y muchos estudios lo sugieren como un alimento perfecto para perder grasa, esto se debe a que tiene una gran cantidad de grasas monoinsaturadas, más conocidas como grasas buenas.

Pechuga de pollo
La pechuga de pollo es un alimento rico en proteínas y con bajo contenido calórico. El 80% de sus calorías provienen de las proteínas, donde 100 gramos de pollo contienen 22g de proteína. Lo mismo ocurre con la pechuga de pavo, que también es un gran alimento con un excelente contenido en proteínas y que fomenta la pérdida de peso.

Avena
Una porción de avena tiene alrededor de 5 gramos de proteína, lo que la hace bastante rica en proteínas para un grano. Pero lo que es aún mejor es que puedes usar la avena baja en calorías como una base saludable para otras opciones. Este delicioso cereal también contiene numerosos minerales y antioxidantes beneficiosos para nuestro organismo.

Huevos
El huevo es el ‘superalimento’ por excelencia ya que tiene las proteínas de mejor calidad de la pirámide alimenticia. Además, es un alimento muy versátil, ideal tanto de plato principal como de acompañante con otros alimentos.

Gambas
Si algo mejor se le podía añadir a las gambas, aparte de su inconfundible sabor, es que son muy ricas en proteínas. Las gambas son bajas en calorías, pero tienen un gran numero de nutrientes. Este marisco es un gran portador de selenio, vitamina B12 y grasa omega 3, pero sin duda, la mayor parte de su contenido es proteico, siendo el 90%.

Lentejas
Las lentejas son una gran fuente de hierro, cobre, magnesio y otros nutrientes, y por supuesto, son ricas en proteína. Por lo tanto, se postula como una magnífica opción para complementar una dieta vegana.

Fuente : Todo disca

Somos lideres en el sector

No dude en solicitar información acerca de nuestros servicios, nuestras vías de contacto están abiertas.

contacto

Av. Joaquín Orrantia, Edificio Trade Building torre A, piso C of. 705C.

Email: asistente@aprobal.org 
Telefono: +593 4 263 9909

DIETA PROTEICA: TODOS LOS BENEFICIOS Y CÓMO APLICARLA

El maíz se vende por encima del precio oficial, por falta del producto. La semana pasada el saco estuvo a 17,50 dólares y en esta, ya se oferta a 18 dólares. Así lo indicó a Diario EXPRESO

DIETA PROTEICA: TODOS LOS BENEFICIOS Y CÓMO APLICARLA

Si quieres mejorar tu salud y tu imagen, esta dieta es ideal para conseguir este objetivo. Con la mirada en mejorar el aspecto físico y el rendimiento deportivo, te contamos en qué consiste y todos los principales beneficios.

Seguir un régimen o dieta alimenticia es algo muy común en las personas de hoy en día. La proteína es muy beneficiosa para la salud, produciendo un sentimiento de saciedad y se consigue en muchos alimentos. Hoy te traemos todos los detalles, beneficias y cómo aplicar una dieta de este tipo en tu día a día para verte y sentirte mejor.

¿Qué es la dieta proteica?

Según informa el sitio web Bioguía, una dieta proteica es aquella en la que se consume una mayor cantidad de proteínas. Teniendo presente, que se reducen las cantidades de grasa e hidratos de carbono. Sin duda es una de las dietas más destacadas cuando se trata de problema de obesidad y sobrepeso. Por lo que la dieta proteica para la salud resulta una excelente opción.

Este régimen alimenticio también se le conoce como dieta de las proteínas o hiperproteica. El consumo de alimentos proteicos interviene directamente sobre los índices de grelina en el cuerpo. Además, otras hormonas que tienen la función de controlar las ganas de comer. La dieta proteica puede acelerar el metabolismo, lo que facilita que se queme una mayor cantidad de calorías. Del mismo modo, la carencia de carbohidratos en los alimentos que se consumen a diario, provoca que el cuerpo use la grasa para convertirla en energía. Antes de comenzar con esta alimentación, lo más recomendable es acudir a un especialista en nutrición, ya que afecta el metabolismo. Aparte, no está de más conseguir toda la información extra que sea posible, para llevar a cabo este régimen alimenticio sin problemas.

¿Cómo aplicar la dieta proteica?

Para que este tipo de alimentación tenga mayor efectividad, lo mejor es hacerlo por niveles. De esta forma, el cuerpo puede adaptarse mejor a esta nueva forma de alimentarse, por lo que resulta más beneficioso. Lo ideal es hacer esta dieta en tres niveles, estos son:

NIVEL 1

En este primer nivel, es fundamental el consumo de alimentos que contengan proteínas. Al mismo tiempo, se dejan de lado las grasas y los hidratos de carbono. En el transcurso de este primer nivel, es posible que se pierda un gran porcentaje del peso corporal. Una vez se empiecen a notar los resultados de esta dieta, el estado de ánimo se elevará y se convertirá en una motivación para continuar. Ahora bien, es muy importante optar por las proteínas magras o aquellas que viene acompañadas por ciertas grasas sanas. Algunos alimentos como los pescados, la pechuga de pollo o la leche, son ideales en esta situación. No obstante, los embutidos, así como también las carnes que han sido procesadas, deben evitarse en todo lo posible. Durante el proceso de la dieta proteica, lo único que debes recordar es que hay que añadir como mínimo un alimento proteico. Esto es fundamental, ya que así se producirá el efecto de saciedad y al mismo tiempo, los niveles glucémicos disminuirán. Hay que tener presente que el primer nivel suele ser bastante complicado, sobre todo para los principiantes. Esto se debe a que existe el riesgo de que aparezcan algunos síntomas efectos como dolor de cabeza o estreñimiento. Esta es la razón por la que se debe acudir a un médico antes de realizar esta dieta.

NIVEL 2

Las grasas y los hidratos de carbono, no se eliminarán por completo de la alimentación, la idea principal es reducir la cantidad. En este segundo nivel, se van a introducir nuevamente las grasas y los hidratos, pero será poco a poco. Esto quiere decir, que las cantidades ya no serán las mismas que se venían consumiendo antes de iniciar este nuevo régimen alimenticio. Lo recomendable es llevar a cabo una reducción de al menos un 50%, procurando sustituir estos alimentos por algunos más saludables.

NIVEL 3

 

En este último nivel, se puede decir que consiste en una fase de mantenimiento. Esto significa, que los hábitos alimenticios ahora deben ser más sanos, deben quedar atrás aquellos días de comer cualquier cosa. En este nivel ya debería notarse un gran cambia en la apariencia física y por supuesto, en la salud. Cabe destacar, que de nada sirve mantener una dieta cuando no se hace ejercicio. La actividad física es fundamental cuando se trata de perder peso, así que esta dieta proteica debe estar acompañada por una rutina de ejercicios.

¿Cuáles son los beneficios de la dieta proteica?

Algunos de los beneficios de la dieta proteica que hacen de esta dieta una de las más populares, son los siguientes: Hacerla es muy fácil: esto se debe a que no es necesario incorporar otros alimentos o añadir una gran cantidad de suplementos. Esto significa que se puede hacer en cualquier momento, siempre y cuando se consuma al menos una proteína en cada comida. Eficaz para la pérdida de peso: esta es una de las razones por la que muchas personas toman la iniciativa de hacer la dieta proteica. Esta dieta es una forma simple en la que es posible perder todo el peso que se desee. Mejorando significativamente la apariencia física lo que eleva la autoestima.

Permite acabar con la grasa corporal: para conseguir el peso ideal, lo primero es eliminar toda la grasa que sea posible. Es aquí donde sobresale la dieta proteica, ya que es una excelente opción para acabar de una vez por toda con toda la grasa. Incrementa el índice de masa muscular: este es uno de sus beneficios más reconocidos. Esta dieta permite un aumento significativo en la masa muscular, lo que es perfecto para aquellas personas que desean mejorar su físico.

¿Cómo hacer un menú basado en la dieta proteica?

Antes de elaborar un menú a base de proteínas, lo primero es conocer cuáles son los alimentos permitidos en la dieta proteica. Algunos de estos son: – Huevos. – Carne de pavo, pollo y cerdo. – Queso. – Leche desnatada o de almendras. – Pescados, sobre todo el atún. – Aceite de oliva. – Frutos secos. – Espinaca. – Zanahoria. – Rúcula. – Acelga. – Repollo. – Pepino. – Ajo. – Coles. – Cebolla. – Cacahuate. – Nueces. – Linaza. – Limón. – Aguacate.

Alimentos que no se deben consumir en una dieta proteica:

Para hacer esta dieta correctamente, es muy importante evitar el consumo de los siguientes alimentos: – Cereales. – Tubérculos. – Harinas. – Pasta. – Legumbres. – Soja. – Azúcar. – Bebidas gaseosas. Teniendo en cuenta los alimentos que se pueden consumir y los que no, ahora si es posible elaborar un menú. Para el desayuno: para empezar el día, se puede tomar un vaso de leche; preferiblemente desnatada, huevos revueltos con queso o una taza de café negro. A media mañana: un par de lonchas de pavo o jamón. Para el almuerzo: una buena opción es un filete cocido a la plancha con una ensalada variada. En la merienda: un poco de fruta o un yogur desnatado. Para la cena: para finalizar el día, un filete de atún y vegetales salteados.

Contradicciones de la dieta proteica

Como se menciona en un comienzo, antes de dar comienzo con una dieta proteica, lo recomendable es visitar a un médico. Esto se debe a que esta dieta presenta algunas contraindicaciones que pueden poner en riesgo la salud de algunas personas. Las contradicciones de la dieta proteica son las siguientes: – Al ser una dieta basada en el consumo de alimentos proteicos, esto puede provocar cambios bruscos en el metabolismo. Lo que es muy peligroso en muchos casos. – Puede provocar inconvenientes en el sistema óseo. – Existen situaciones donde puede causar mal aliento. – Produce mareos y dolores de cabeza. – Irritación en las paredes estomacales. – No es aconsejable hacer esta dieta de manera prolongada. Lo ideal es hacerla durante al menos 15 días, detenerla y luego continuar pasados varios días. – La dieta proteica no es apta para personas que presentan afecciones en los riñones. Ya hay un incremento en el ácido úrico, esto aumenta el riesgo de aparición de otras enfermedades. A pesar de que la dieta proteica tiene varios beneficios, nunca se debe iniciar sin antes realizar una visita con un especialista.

Somos lideres en el sector

No dude en solicitar información acerca de nuestros servicios, nuestras vías de contacto están abiertas.

contacto

Av. Joaquín Orrantia, Edificio Trade Building torre A, piso C of. 705C.

Email: asistente@aprobal.org 
Telefono: +593 4 263 9909

LOS NUTRIENTES QUE FORTALECEN TU SISTEMA INMUNE

El maíz se vende por encima del precio oficial, por falta del producto. La semana pasada el saco estuvo a 17,50 dólares y en esta, ya se oferta a 18 dólares. Así lo indicó a Diario EXPRESO

LOS NUTRIENTES QUE FORTALECEN TU SISTEMA INMUNE

La nutrición es una de las claves para tener una buena salud 

Una buena nutrición es fundamental para mantener un sistema inmune saludable. Existe una fuerte correlación entre el estado nutricional deficiente y una inmunidad débil[ii]. A continuación, la nutricionista Jessica Lorenzo, Gerente Médico Senior en Abbott, nos comparte algunos nutrientes esenciales que son reconocidos por apoyar tu salud inmunológica

 
Siete nutrientes esenciales para ayudar a la salud de tu sistema inmune:
 
Las Proteínas son necesarias para producir anticuerpos y células del sistema inmune. Además, algunos de los aminoácidos que las componen son combustible importante para las células del sistema inmune. No olvidemos que la proteína ayuda a construir nuevas células, las repara, manteniendo nuestros huesos y músculos fuertes. Por ello, debemos asegurarnos de incluir la suficiente cantidad en cada alimento, sobre todo que sean de alta calidad biológica como las carnes magras, el huevo y los lácteos.

La Vitamina A ayuda a regular el sistema inmune y a proteger el cuerpo ya que mantiene la piel y los tejidos sanos de la boca, el estómago, los intestinos y el sistema respiratorio.

La Vitamina C ayuda a desarrollar una piel sana y tejido conectivo, lo que ayuda a bloquear la entrada de microbios extraños. La vitamina C también es un antioxidante que protege a las células (ej. células del sistema inmune) del daño causado por los radicales libres.

La Vitamina E funciona como antioxidante, protegiendo las membranas celulares del daño causado por los radicales libres, y es que las membranas celulares sanas ayudan a mantener alejados a los microbios extraños.

La Vitamina D ayuda a activar las células del sistema inmune y a regular su función.

El Zinc es necesario para la cicatrización de heridas y para la reproducción celular, lo cual es importante en la síntesis de nuevas células del sistema inmune.

Líquidos y electrolitos: Consumir la cantidad adecuada de líquidos (agua) y electrolitos como sodio, potasio y cloruro, ayuda a regular la temperatura del cuerpo. La nutricionista Jessica Lorenzo recomienda que la gente que se encuentra enferma debe ingerir una mayor cantidad de líquidos para evitar la deshidratación. 

Las personas que corren el mayor riesgo de tener problemas relacionados con el sistema inmune son aquellas que no obtienen cantidades adecuadas de alimentos en su dieta, no tienen acceso a alimentos con nutrientes clave, están malnutridos o tienen alguna condición de salud que puede requerir un apoyo nutricional adicional.

A veces, a pesar de llevar una dieta balanceada, es difícil obtener la cantidad suficiente de todos los nutrientes que respaldan el buen funcionamiento del sistema inmune. Por ello, es conveniente tomar alguna bebida nutricional que te ayude a complementar tu dieta. Busca bebidas que contengan nutrientes esenciales como proteínas, vitamina A, antioxidantes, zinc y vitamina D.

Tu dieta es una parte importante para mantener una buena salud. Por lo tanto, lleva una alimentación balanceada y asegúrate de mantenerte hidratado con líquidos y electrolitos adecuados. Incluye en cada plato vegetales, carnes magras, lácteos y grasas saludables; esto puede ayudarte a obtener la nutrición que necesitas para mantener un sistema inmune fuerte.

Fuente : Infogate

Somos lideres en el sector

No dude en solicitar información acerca de nuestros servicios, nuestras vías de contacto están abiertas.

contacto

Av. Joaquín Orrantia, Edificio Trade Building torre A, piso C of. 705C.

Email: asistente@aprobal.org 
Telefono: +593 4 263 9909

CUÁNTO PESCADO DEBES CONSUMIR PARA OBTENER SUS BENEFICIOS

El maíz se vende por encima del precio oficial, por falta del producto. La semana pasada el saco estuvo a 17,50 dólares y en esta, ya se oferta a 18 dólares. Así lo indicó a Diario EXPRESO

CUÁNTO PESCADO DEBES CONSUMIR PARA OBTENER SUS BENEFICIOS

Una manera de disminuir el riesgo de contagio por Covid-19 también radica en mantenernos saludables ¿Cómo? Cuidando nuestra alimentación, además de que esto, debe ser un hábito diario, no solo cuando exista una pandemia.


Por ello, y con apoyo del Consejo Mexicano de Promoción de los Productos Pesqueros y Acuícolas (COMEPESCA), te exponemos los beneficios de consumir pescado.

Hasta tres veces por semana

Los pescados y mariscos son una rica fuente de nutrientes, al fortalecer al organismo con proteínas de alto valor biológico y de fácil digestión, minerales, vitaminas y grasas. Características indispensables para la buena salud y calidad de vida del ser humano y que fortalecen el sistema inmunológico.

El consumo de estos alimentos impacta de manera positiva en nuestro organismo, ya que lo dotan de diferentes nutrimentos, los cuales refuerzan nuestras defensas, lo que por consecuencia nos ayuda a estar más sanos y con menor riesgo de contraer enfermedades como el coronavirus.
Por eso, La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) recomienda consumirlos tres veces por semana:

• Refuerzan el sistema inmunológico. Los pescados y mariscos son la principal fuente natural de los ácidos grasos Omega-3, un tipo de grasa poliinsaturada que el cuerpo no genera de manera natural, pero que, gracias a su función antioxidante, son necesarios para reforzar nuestras defensas y mantenernos sanos.

• Mejoran la salud cardiovascular. La ingesta de grasas Omega-3 también influye en nuestra salud cardiovascular. Disminuyen el colesterol malo y aumentan el bueno, por lo tanto, se reduce el riesgo de formación de coágulos en el flujo sanguíneo, además de padecimientos como arritmias, infartos y diabetes.
Previenen enfermedades respiratorias. En el caso específico de los niños y niñas recién nacidos, y sus primeros años de vida, su sistema inmunológico es más susceptible a contraer asma y otras enfermedades respiratorias, por lo que siempre se recomienda incluir en su alimentación pescados y mariscos, ya sea, a través de la leche materna o ingesta directa, dado que los aceites naturales que contienen ayudan a prevenir estas enfermedades.

• Antioxidante natural. El selenio es un oligoelemento que ayuda a nuestro cuerpo a producir proteínas enzimas antioxidantes, que protegen las células contra el daño oxidativo, proteger al cuerpo de ciertos cánceres y los efectos tóxicos de los metales pesados.

• Pescados y mariscos también durante el embarazo. El consumo de grasas DHA, presente en estos productos, es fundamental para el desarrollo cerebral del bebé, ya que en el proceso de magnificación hay una transferencia de DHA de la madre al feto a través de la placenta, lo que contribuye al desarrollo cognitivo, visual y auditivo del niño.

• Mejoran la memoria. Tienen un alto contenido de fósforo, vitaminas A y B12, y ácido fólico, nutrientes que favorecen en la concentración, la memoria y, el aprendizaje.

• Fortalecen los huesos. Contienen calcio, mineral que actúa en el buen desarrollo y formación de los huesos. Además, aportan vitamina D, la cual ayuda que se fije el calcio en los huesos. Mejoran la salud ósea y reducen la posibilidad enfermedades como la osteoporosis.

• Además, fáciles de digerir. Los pescados y mariscos son fáciles de digerir, esto se debe a las proteínas poco fibrosas y el bajo contenido de colágeno, lo que permite que sean un alimento tierno, que facilita su digestión. Son una excelente opción para los estómagos más delicados.

• Ayudan al sistema nervioso. También podemos encontrar en ellos minerales esenciales, como Zinc, Potasio y Magnesio, que inciden en el correcto funcionamiento de nuestro sistema nervioso.

Somos lideres en el sector

No dude en solicitar información acerca de nuestros servicios, nuestras vías de contacto están abiertas.

contacto

Av. Joaquín Orrantia, Edificio Trade Building torre A, piso C of. 705C.

Email: asistente@aprobal.org 
Telefono: +593 4 263 9909

LOS LÁCTEOS EN LA ALIMENTACIÓN INFANTIL: EL YOGUR Y EL QUESO

El maíz se vende por encima del precio oficial, por falta del producto. La semana pasada el saco estuvo a 17,50 dólares y en esta, ya se oferta a 18 dólares. Así lo indicó a Diario EXPRESO

LOS LÁCTEOS EN LA ALIMENTACIÓN INFANTIL: EL YOGUR Y EL QUESO

Continuando con nuestro recorrido por la alimentación infantil y ya que hablamos sobre la leche de vaca, toca el turno de otros dos lácteos: el yogur y el queso, alimentos que no deben faltar en la dieta de los niños.


Al igual que otros alimentos, el yogur y el queso deben ser introducidos siguiendo ciertas pautas. Te contamos lo que necesitas saber sobre el yogur y el queso en la alimentación infantil y cuándo ofrecerlos a los niños.

El yogur en la alimentación infantil

El yogur es un alimento que se obtiene de la fermentación de la leche, por lo que tiene propiedades nutricionales similares: calcio, proteínas y vitamina D. Pero como lo comentamos cuando hablamos sobre la leche de vaca, ésta contiene más proteínas de las que un bebé necesita, y lo mismo ocurre con los yogures.

 

En el caso de los “primeros yogures” emplean fórmula de continuación (que se puede tomar a partir de los seis meses), por lo que efectivamente, son aptos para los bebés a partir de esta edad. Sin embargo, debemos recordar que son productos ultraprocesados y que tienen una alta concentración de azúcares.

Actualmente, la Asociación Española de Pediatría recomienda ofrecer yogur a los bebés en pequeñas cantidades a partir de los 9 o 10 meses de edad, aunque no es necesario hacerlo, ya que un bebé que sigue tomando leche materna a demanda y realiza varias tomas al día no suele precisar otro aporte de lácteos; y uno que toma fórmula necesita entre 280-500ml de leche al día, algo que alcanzar fácilmente con sus 2-3 biberones diarios.

A partir de los 12 meses, el yogur más adecuado para los bebés y niños es el natural, sin discusión ni duda alguna, ya que los yogures de sabores contienen una gran cantidad de azúcares añadidos (además de otros muchos ingredientes).

Al igual que el yogur, se recomienda evitar las natillas, “petit suisses” y “actimeles” hasta pasados los doce meses de edad, especialmente porque a diferencia del yogur, que es leche fermentada con sus bacterias nuevas, los otros son un postre de leche con azúcar.

El queso en la alimentación infantil

El queso es un alimento derivado de la leche, que naturalmente, contiene un aporte nutricional similar a ésta, haciéndolo un alimento muy completo por su aporte de calcio, proteínas y vitamina D, que ayudan al crecimiento de los huesos.

Al igual que el yogur, la Asociación Española de Pediatría en sus recomendaciones sobre la alimentación complementaria señala que el queso debe ofrecerse en pequeñas cantidades a partir de los 9 o 10 meses de edad.

Se recomienda empezar con queso fresco o tierno en trocitos pequeños que pueda tomar con sus dedos, pues es justamente alrededor de los 9 y 10 meses cuando comienzan a practicar el agarre de pinza. Los quesitos (tipo caserío) contienen grasas de muy baja calidad y no es recomendable comerlos más de una vez a la semana.

Tanto el queso como el yogur habremos de ofrecerlo igual que otros alimentos: de forma gradual y vigilando su reacción pues, aunque no sean altamente alergénicos como la leche, sí contienen proteínas lácteas.

Fuente : Bebes & Más

Somos lideres en el sector

No dude en solicitar información acerca de nuestros servicios, nuestras vías de contacto están abiertas.

contacto

Av. Joaquín Orrantia, Edificio Trade Building torre A, piso C of. 705C.

Email: asistente@aprobal.org 
Telefono: +593 4 263 9909

PRÁCTICAS DE MANEJO PARA CONTROLAR LA SALMONELLA

El maíz se vende por encima del precio oficial, por falta del producto. La semana pasada el saco estuvo a 17,50 dólares y en esta, ya se oferta a 18 dólares. Así lo indicó a Diario EXPRESO

PRÁCTICAS DE MANEJO PARA CONTROLAR LA SALMONELLA

Evitar la yacija húmeda y realizar un adecuado ayuno de pienso al final de la crianza son dos aspectos del manejo que ayudan a controlar la carga de Salmonella entrando en las plantas de procesado, según Lloyd Keck, jefe veterinario del servicio técnico de Zoetis.

Keck lleva a cabo auditorías informales para que los productores identifiquen los problemas que aumentan los niveles de Salmonella, trabajando con un veterinario de Zoetis en el seguimiento de los pollos durante toda su crianza y procesado.

 
CONTROL DE LA SALUD INTESTINAL
El estado de la cama es uno de los elementos que encabeza la lista de factores que, según Keck, pueden contribuir a la carga de Salmonella.
Según dice, «mantener una cama seca durante toda la crianza es fundamental porque un ambiente húmedo favorece el crecimiento de Salmonella. Y mantener la humedad adecuada de la yacija implica el manejo de los bebederos, así como el de la salud intestinal.

La salud intestinal afecta el control de la Salmonella de más de una manera, dice Keck. Si las aves no tienen una enfermedad intestinal es menos probable que haya problemas de exceso de humedad en la yacija.
Además, si se controlan las enfermedades intestinales, particularmente la coccidiosis, esto ayuda a prevenir la enteritis necrótica o la clostridiosis.
A su vez, si se pueden evitar las enteritis inespecíficas es menos probable que haya un problema con enfermedades adicionales, como la Salmonella.

RETIRADA DEL PIENSO

Otro aspecto del manejo para el control de Salmonella que encabeza la lista de Keck es la retirada del pienso para el ayuno de fin de crianza, que debe ser cuidadosamente cronometrada.

Las aves deben ir al matadero con integridad intestinal y sin un contenido en el tracto digestivo que podría contaminar las canales. Pero si el pienso se retira demasiado temprano antes del sacrificio, los pollos pican en la cama, donde pueden ingerir Salmonellas, lo que también puede ocurrir si hay un ayuno durante el crecimiento.

El momento correcto para retirar el pienso antes del sacrificio es de unas 8 horas, aunque 10 horas pueden ser apropiadas para los pollos mayores ya que parecen tener un paso del alimento un poco más lento. El agua, sin embargo, debe dejarse el mayor tiempo posible.

Otra consideración al planificar la retirada del pienso en la granja es el tiempo que los pollos estarán sin él después de haber sido trasladadas de la misma al matadero, es decir, el tiempo que pueden estar esperando en el cobertizo de éste antes de su sacrificio.

VISITAS SORPRESA EN LA GRANJA
Keck anima a los productores y a los visitadores a visitar las granjas a menudo para garantizar el cumplimiento de los procedimientos de manejo establecidos.

Para él no hay nada mejor que ir físicamente a las granjas con frecuencia, al azar y sin previo aviso, para asegurarse de que los programas de manejo se cumplen.

Otra forma de ayudar a controlar la Salmonella es mediante la vacunación.

Las empresas a menudo comienzan a vacunar a los reproductores porque estos pueden ser el origen de la Salmonella para la progenie si albergan el organismo, pero Keck ha visto «un aumento dramático» en la vacunación de los pollos de engorde entre los productores para tratar de mantener la carga de Salmonella lo más baja posible.
La vacunación y otros esfuerzos de control de la Salmonella son en gran parte una respuesta a las normas de manejo más estrictas del USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) para los límites permitidos de este organismo en la carne de ave.
Aunque vacunar a los broilers contra la Salmonella tiene un costo, dice Keck, puede haber más de una ventaja.
Además de reducir la carga de Salmonella entrando en la planta de procesado, a veces hemos observado manadas vacunadas contra el patógeno con un mejor crecimiento promedio, según indican las investigaciones de Zoetis.

«Algunas Salmonellas parecen ser más patógenas, como he observado con el tiempo, y así pueden estar causando morbilidad o, en algunos casos, problemas de mortalidad temprana. Así que el coste de la vacunación, ciertamente, se paga con una mayor supervivencia y con más pollos», dice Keck.

Somos lideres en el sector

No dude en solicitar información acerca de nuestros servicios, nuestras vías de contacto están abiertas.

contacto

Av. Joaquín Orrantia, Edificio Trade Building torre A, piso C of. 705C.

Email: asistente@aprobal.org 
Telefono: +593 4 263 9909

NUTRICIÓN & INMUNOLOGÍA . LAS CÉLULAS INMUNES EN EL INTESTINO

El maíz se vende por encima del precio oficial, por falta del producto. La semana pasada el saco estuvo a 17,50 dólares y en esta, ya se oferta a 18 dólares. Así lo indicó a Diario EXPRESO

NUTRICIÓN & INMUNOLOGÍA . LAS CÉLULAS INMUNES EN EL INTESTINO

Generalmente se considera que la vacunación es el proceso más importante que resulta en la protección inmune de un lote. Esta percepción se deriva de la especificidad de este proceso.

Sin embargo, la comprensión actual de los principios inmunes implica que otros procesos de manejo son muy relevantes en la mejora de la productividad a través del control de la inmunidad.

Inmunidad poblacional

La inmunidad poblacional implica:

Inversiones en calidad nutricional
Uso racional de aditivos de rendimiento
Uso de antibióticos
Bioseguridad
Capacitación de la fuerza de laboral
Protocolo de vacunación bien estructurado

Estructura del MALT

El tejido linfoide asociado a la mucosa (MALT) está muy desarrollado. El componente intestinal de este sistema es el tejido linfoide asociado al intestino (GALT), que corresponde al 80% de todo el MALT y está compuesto por una compleja organización de órganos linfoides primarios y secundarios.

»Las placas de Peyer (tejidos linfoides organizados presentes en la pared intestinal) están compuestos por linfocitos B, la mayoría de los cuales secretan IgA en el lumen intestinal.

Estas células componen el 40% de las placas de Peyer

Las aves jóvenes presentan aproximadamente seis PPs, que al igual que otros componentes linfoides, están involucrados con la edad. En etapas posteriores de la vida, sólo se puede encontrar un agregado linfoide intestinal. Las amígdalas y los PP son fácilmente identificables en pollos de 10 días que alcanzan su máximo desarrollo entre las 5 y 16 semanas de edad. Con la involución natural relacionada con la edad, estos tejidos inmunes intestinales pueden no ser visibles a las 20 semanas.

»A las 53 semanas solo queda una única placa de Peyer. Si bien la constitución de PP se parece mucho a la de los porcinos, las aves también poseen un agregado linfoide único, el divertículo de Meckel.

Es un remanente del saco vitelino que muestra centros germinales con linfocitos B y macrófagos. La población de linfocitos intraepiteliales en el divertículo aumenta de 3 a 5 veces 5 días después de la incubación y hasta 10 veces a los 14 días y aún más hasta los 40 días de edad.

»En las aves de corral, las células inmunes en los intestinos no se agrupan exclusivamente en los tejidos linfoides.

La mucosa intestinal, compuesta por el epitelio y la lámina propia, también es rica en leucocitos

Estos linfocitos están presentes en el intestino en el momento de la eclosión, ya que ya lo han colonizado desde aproximadamente 16 días de la incubación. Entre los 4 y 6 días de vida esta colonización aumenta y alcanza la madurez en las primeras dos semanas de vida.

→ El procesamiento de materiales extraños (antígenos) por el GALT sigue una secuencia similar a la de los tejidos linfoides sistémicos. Sin embargo, en los enterocitos GALT también juegan un rol en el transporte de moléculas desde patógenos a los alcances de las células inmunes.

→ En el revestimiento epitelial intestinal, las células M son cruciales en la realización de esta tarea. Tanto los enterocitos como las células M contribuirán a las defensas de los patógenos.

La arquitectura intestinal local a menudo cambia en respuesta a patógenos, como alteraciones en la profundidad de las criptas, producción de moco, infiltración de células linfoides, aumento del espaciamiento entre las células, y así sucesivamente.

 

Se construirán respuestas más específicas en las placas de Peyer, donde los linfocitos B comenzarán las respuestas de IgA dirigidas contra el patógeno.

Inmunidad y nutrición

Después de la invasión de los patógenos, se producen muchos cambios estructurales en el intestino, relacionados con la permeabilidad, la infiltración celular, mejoramiento de las criptas, la producción de moco y enzimas, adicionado a las respuestas antigénicas específicas.

Las respuestas específicas a los patógenos, denominada la respuesta inmune adaptativa, implica dos tipos principales de células:

Linfocitos B, que expresan inmunoglobulinas de superficie, y reaccionan con la producción de diferentes anticuerpos (respuesta inmune humoral).

Linfocitos T, que reconocen el complejo principal de histocompatibilidad (MHC) -complejo antígeno-MHC, presentado sobre la superficie de las células presentadoras de antígenos (macrófagos, células dendríticas y, finalmente, incluso enterocitos).

La captura de antígenos por pinocitosis o fagocitosis por las células M también determina la sensibilización de los linfocitos T y B en los centros germinales de PP. Después de la unión del antígeno a los receptores de células B, la división celular y la expansión clonal comienzan con la producción de anticuerpos específicos para el antígeno que incita a las células.

Debido a la conexión íntima de estos tejidos linfoides con el revestimiento epitelial intestinal, los componentes nutricionales tienen un gran efecto sobre las células inmunes locales.

Por lo tanto, la integridad intestinal es tan relevante como los protocolos de vacunación para inducir una inmunidad adecuada a los desafíos ambientales. Entre más animales sean resistentes a las infecciones, menor será la transmisión lateral de patógenos seguido de un caso inicial dentro de la manada.

Al igual que en porcinos, en pollos de engorde, el desarrollo funcional del intestino, como órgano digestivo y de absorción, está estrechamente relacionado con su desarrollo como órgano inmune.

No es sorpresivo observar que la privación de alimentos afecta su maduración, aunque aparentemente obvia, ésta es una práctica bastante común en algunas unidades de producción.

La ventana desde el nacimiento hasta el primer alimento que se observa frecuentemente en algunas empresas, asociada con las prácticas de vacunación en las plantas de incubación y el transporte hasta el alojamiento, puede generar una privación de alimento bastante extensa. En las primeras 48 a 72 horas de vida esto generará pérdidas importantes en el desarrollo del intestino.

La pérdida fisiológica que proviene del retraso en la alimentación se convierte en una pérdida económica directa e irrecuperable, reflejando no sólo un menor aumento de peso en los pollos de engorde, sino también un “costo inmune” para las aves incluso hasta las 60 semanas de edad o más.

Entre todos los factores que son relevantes en la protección natural de la manada, la composición óptima de la dieta determinará los mejores resultados posibles en el balance de los costos de activación de la inmunidad y la productividad animal.

La microbiota es obviamente muy relevante en este contexto. Los animales con un desafío ambiental extremadamente bajo (en condiciones de laboratorio) tienden a demostrar un rendimiento mejorado en comparación con las condiciones de campo, debido a los costos naturales de responder al desafío mediante la activación de la inmunidad.

Los animales libres de gérmenes tienen 10%-30% menos demanda metabólica que los porcinos convencionales. Sólo cuando la dieta es manejada de manera estricta y la microbiota es mejorada, los animales en condiciones normales pueden superar a los animales libres de gérmenes.

Obviamente, “libre de gérmenes” no es una opción para los animales de granja y, por lo tanto, es muy importante controlar las bacterias que interactúan con la inmunidad de la mucosa. Entre los dos puntos posibles para controlar la inmunidad intestinal (nutrición y microbiota), este último es mucho menos conocido.

Las respuestas a los “potenciadores de la microbiota” son usualmente inestables y varían ampliamente entre situaciones diferentes. Las mejores respuestas provienen del establecimiento de una microbiota de alta calidad desde las primeras semanas de vida, cuando las poblaciones bacterianas intestinales aún son lábiles.

Como el impacto de la microbiota en la inmunidad y las interacciones dinámicas que crean son muy sensibles, actualmente se ha dedicado un capítulo de inmunología aviar a esto. El notable papel de los antibióticos ha sido y es (donde están permitidos) un ejemplo obvio.

Los antibióticos promotores del crecimiento (potenciadores del rendimiento) tienen un tremendo impacto en la función inmune del intestino al alterar la constitución microbiana y, por lo tanto, funcionan como potenciadores del rendimiento a largo plazo.

→ Esto se debe a que toda la cascada inmune se cambiará para tener el costo más bajo durante la vida del ave, si estos productos se usan para inducir una maduración óptima GALT.

→ La maduración inducida por antígeno del GALT puede seguir vías muy distintas, dependiendo del nivel y la calidad del estímulo que se proporciona.

En una situación equilibrada, la interacción antígeno-huésped conducirá a la producción de IgA intestinal. Esto se mantiene en un estado “saludable” por la acción de células supresoras y reguladoras que son abundantes en los tejidos de la mucosa.

Factores reguladores (retinol)

En estos sitios, es común que las células dendríticas y linfoides secreten constantemente factores reguladores (como el retinol) que impiden las respuestas abiertas contra los antígenos orales, siendo crucial para evitar la inmunopatología:

Los tejidos de la mucosa no deben responder a la alimentación como lo harían a un patógeno, o de lo contrario surgiría alergia al alimento.

Por otro lado, los estímulos patógenos inducen fuertes respuestas inflamatorias intestinales, y los costos y el estrés involucrados en estas reacciones son escasos a la situación ideal.

Por lo tanto, en este sentido, los antibióticos promotores de crecimiento tienen un gran impacto en la inmunidad y, por lo tanto, en la productividad.

Los “costos” generados por la inmunidad en el huésped son de dos naturalezas:

→ Las células inmunes tienen altas demandas de proteínas. No solo eso, sino que la composición amino de las proteínas inmunes se desvía ampliamente de otras proteínas en el animal y, por consiguiente, las demandas nutricionales variarán si la inmunidad se activa constantemente. Como ejemplo, la valina y treonina se consumen en niveles más altos para la producción de IgA y de mucina (el constituyente principal del moco).

→ Las fases iniciales de las respuestas inmunes presentan un “costo de oportunidad” para el huésped. La protección inmunológica comienza con la inflamación.

Algunas moléculas inflamatorias pueden alcanzar el hipotálamo y controlar la temperatura corporal, induciendo fiebre. Esta es una respuesta antipatógena natural, pero está demandando mucha energía para aumentar la temperatura a unos pocos grados.

La inflamación también regula negativamente el apetito y el consumo de alimento disminuirá hasta que se alcancen las últimas etapas de inmunidad.

Las fases posteriores de la inmunidad (como la producción de IgA), si bien son costosas, son menos exigentes en términos de “oportunidad”: no hay fiebre ni cambios en el apetito en estas fases.

En consecuencia, el objetivo al influir en la inmunidad de la mucosa es mantener los beneficios de la presencia de células inmunocompetentes y de IgA con una modulación mantenida de manera estricta, necesaria para regular los mediadores inflamatorios.

De esta manera, se puede explorar la respuesta inmune para actuar exitosamente contra cualquier encuentro futuro con los desafíos en el medio ambiente, al tiempo que se evita la pérdida de rendimiento relacionada con la inflamación.

El aumento en el conocimiento de la dinámica involucrada en la respuesta inmune de la mucosa en los últimos años ha permitido el desarrollo de medidas que, especialmente para las aves de corral, pueden optimizar la producción, garantizando un equilibrio sensible entre la respuesta inmune y el rendimiento.

Por lo tanto, la nutrición es especialmente relevante para los animales en entornos desafiantes. Las respuestas a los patógenos en estas situaciones se producirán principalmente en la mucosa, en los intestinos y en el tracto respiratorio.

Controlar la inmunidad, ya sea a través de la microbiota o directamente por inmunonutrición, es vital para prevenir pérdidas de productividad. Se debe alcanzar un equilibrio entre las respuestas inmunitarias fuertes y el rendimiento. Esto depende de las interacciones involucradas en el órgano inmune más grande, el INTESTINO.

Somos lideres en el sector

No dude en solicitar información acerca de nuestros servicios, nuestras vías de contacto están abiertas.

contacto

Av. Joaquín Orrantia, Edificio Trade Building torre A, piso C of. 705C.

Email: asistente@aprobal.org 
Telefono: +593 4 263 9909

¿QUÉ NOS PROPORCIONA LA LECHE ENRIQUECIDA CON VITAMINA D?

El maíz se vende por encima del precio oficial, por falta del producto. La semana pasada el saco estuvo a 17,50 dólares y en esta, ya se oferta a 18 dólares. Así lo indicó a Diario EXPRESO

¿QUÉ NOS PROPORCIONA LA LECHE ENRIQUECIDA CON VITAMINA D?

La leche es una fuente de nutrientes esenciales para el adecuado funcionamiento del organismo en situaciones normales, por su contenido en proteínas y grasas, así como en vitaminas y minerales. Así lo pone de manifiesto la investigación llevada a cabo por científicos de la Universidad de Granada “Leche y productos lácteos como vehículos de calcio y vitamina D: papel de las leches enriquecidas”, publicada en la revista científica Nutrición Hospitalaria.


Si bien es conocido que la leche es insustituible en todas las etapas de la vida, en el marco de una dieta variada y equilibrada, su interés es todavía mayor en situaciones como en la que nos encontramos, en la que la exposición solar está limitada debido al confinamiento y, por ende, lo está también la síntesis natural de vitamina D.

Beneficios de la vitamina D

Responsable de la regulación del calcio y fundamental en los procesos de mineralización ósea, la vitamina D está implicada en procesos inmunitarios, de diferenciación celular y neuroprotectores, así como también participa en la regulación de la presión arterial. 

 

Estas funciones, esenciales para un correcto funcionamiento del organismo, justifican la necesidad de asegurar las ingestas recomendadas a partir de la alimentación. Por ello, así como por el potencial que presenta en la prevención de diversas enfermedades, los organismos internacionales encargados de emitir las recomendaciones de ingesta de vitamina D aumentaron estos niveles en la gran mayoría de grupos de población.

Consumo recomendado de vitamina D

En concreto, en España, en el año 2001, las ingestas diarias recomendadas (IDR) de vitamina D duplicaron sus valores, de 5 µg/día a 10 µg/día, desde el nacimiento hasta los 50 años, en mujeres embarazadas y lactantes. Las recomendaciones en personas de entre 50 y 70 años se mantuvieron estables, y en población mayor los valores recomendados alcanzan los 20 µg/día, ya que su producción y síntesis renal están comprometidas en este grupo de población.

Alimentos ricos en vitamina D

La leche y los productos lácteos, los huevos y los pescados azules son las principales fuentes alimentarias conocidas de vitamina D, así como de otros nutrientes esenciales. Pese a su riqueza en este micronutriente, tal y como pone de manifiesto la publicación, diversos estudios han confirmado la dificultad de alcanzar las ingestas diarias recomendadas de vitamina D únicamente con las fuentes dietéticas habituales. Por este motivo, los alimentos enriquecidos cobran un principal interés, ya que pueden aportar las cantidades necesarias de esta vitamina, sin tener que modificar el patrón dietético habitual.

Beneficios de la leche enriquecida en vitamina D

En concreto, la leche es alimento que permite ser fácilmente enriquecido gracias a sus propiedades físico-químicas. Tal es así que, teniendo en cuenta los datos aportados por el Panel de Consumo Alimentario del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), los productos lácteos son los que representan el mayor porcentaje de alimentos enriquecidos, tanto con calcio como con vitamina D, en el mercado español. Estos productos presentan beneficios para la salud, ya que contribuyen al mantenimiento de una dieta equilibrada, saludable y preventiva, por lo que podrían considerarse alimentos funcionales.

Además, no debemos pasar por alto que, no hay que confundir las propiedades de las bebidas vegetales y la leche de vaca. En el caso de las bebidas vegetales enriquecidas en calcio, la biodisponibilidad de este mineral es menor que en el caso de la leche de vaca, ya que en añadido y no está asociado a proteínas, por lo que su absorción es más baja. Es destacable también, que estas bebidas no siempre están enriquecidas con vitamina D, por lo que, al contrario de lo que ocurre con la leche de vaca, la absorción de calcio se ve también comprometida por este motivo.

Somos lideres en el sector

No dude en solicitar información acerca de nuestros servicios, nuestras vías de contacto están abiertas.

contacto

Av. Joaquín Orrantia, Edificio Trade Building torre A, piso C of. 705C.

Email: asistente@aprobal.org 
Telefono: +593 4 263 9909