EL CONSUMO DE LÁCTEOS MEJORA EL CRECIMIENTO ÓSEO DE LOS NIÑOS

El maíz se vende por encima del precio oficial, por falta del producto. La semana pasada el saco estuvo a 17,50 dólares y en esta, ya se oferta a 18 dólares. Así lo indicó a Diario EXPRESO

EL CONSUMO DE LÁCTEOS MEJORA EL CRECIMIENTO ÓSEO DE LOS NIÑOS

Investigadores de la Universidad de Toronto han realizado un estudio sobre la importancia del consumo de lácteos para el crecimiento óseo y muscular de los niños. Señalan que puede ser hasta cuatro centímetros superior que con otros productos para los que consumen leche de vaca. Además, su ingesta cubre el 75% del calcio recomendado en la dieta.

Según el trabajo, publicado en la prestigiosa revista “The American Journal of Clinical Nutrition”, la leche de vaca ha sido y es una fuente importante de proteínas para los niños, algo fundamental para asegurar el crecimiento adecuado durante la infancia.

El prestigioso doctor Antonio Escribano, especialista en Endocrinología, Nutrición y Medicina Deportiva, destaca la importancia de las vitaminas A y D, presentes en la leche y en los productos lácteos, para la prevención de enfermedades infecciosas, como las respiratorias, y por su contribución en la mejora y optimización del sistema inmunitario y, por lo tanto, de las defensas del organismo. Además, junto con la vitamina B12, ayudan a la formación de glóbulos rojos, la regeneración y reparación muscular, la rehidratación e incremento de la resistencia física.

En este sentido, la leche tiene un papel fundamental para la salud en la edad infantil gracias también a la presencia de calcio y fósforo, elementos que, según el experto, “favorecen el desarrollo adecuado de la masa ósea y de los dientes en un momento de la vida en el que el crecimiento de los huesos es fundamental”. Subraya, además, el aporte de hidratos de carbono de los productos lácteos, así como de proteínas de alto valor biológico: “Deben formar parte de la dieta de todo deportista porque otorgan la energía y moléculas necesarias para la realización de la actividad física”.
El calcio, por su parte, es uno de los factores determinantes en la estructura y la densidad de la masa ósea durante la infancia. Sin embargo, el Dr. Escribano explica que, para que este mineral tenga efectos sobre el organismo, es necesario “el consumo de unos 1300 mg/día. El 75% de este mineral recomendado en la dieta estaría garantizado mediante el consumo de productos lácteos”.

Aparte de los beneficios de la leche y los lácteos en el desarrollo y maduración del niño, su consumo moderado se ha relacionado también con el mantenimiento de una salud óptima a muchos niveles, ya que, entre otros aspectos, “pueden mejorar el perfil lipídico en suero sanguíneo, contribuir al descenso en la presión arterial y al mantenimiento de la masa muscular en personas mayores”.
Teniendo en cuenta estos datos y las recomendaciones de sociedades científicas como la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) y la Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad (NAOS) del Ministerio de Sanidad, el especialista en Endocrinología recomienda tomar entre dos y tres vasos de leche al día durante la edad escolar.


Estas indicaciones se enmarcan dentro de la campaña educativa de la Copa COVAP, que se ha centrado, entre otras temáticas, en los beneficios de una alimentación saludable y equilibrada, donde los lácteos han tenido un papel importante debido a las ventajas que ofrecen. Un equipo de nutricionistas, a través de charlas pedagógicas, ha informado a 50.000 familiares de los más de 25.000 niños participantes en esta iniciativa deportiva y educativa, que suma ya ocho ediciones, sobre la relevancia de incluir en la dieta este tipo de productos para mejorar la salud.

Fuente : Marca

Somos lideres en el sector

No dude en solicitar información acerca de nuestros servicios, nuestras vías de contacto están abiertas.

contacto

Av. Joaquín Orrantia, Edificio Trade Building torre A, piso C of. 705C.

Email: asistente@aprobal.org 
Telefono: +593 4 263 9909

QUÉ TIPOS DE QUESO ES POSIBLE COMER SIN CULPA

El maíz se vende por encima del precio oficial, por falta del producto. La semana pasada el saco estuvo a 17,50 dólares y en esta, ya se oferta a 18 dólares. Así lo indicó a Diario EXPRESO

QUÉ TIPOS DE QUESO ES POSIBLE COMER SIN CULPA

Los quesos no son el enemigo de la pérdida de peso. Descubre las alternativas más ricas, bajas en calorías y con menor contenido en grasas.

Hoy en día la tendencia de salud y nutrición es contundente y nos invita a basar la dieta en alimentos reales y saludables que se distingan por sus propiedades nutricionales y medicinales. Con base en ello existen muchos grupos de alimentos que han sido sometidos a ciertas críticas y dudas sobre sus efectos en la salud. Sin lugar a dudas los productos lácteos han sido seriamente cuestionados y dentro de dicha categoría, los quesos son los primeros en la lista.

Lo primero que es importante mencionar, es que los quesos han sido falsamente juzgados y cuando aprendemos a seleccionar las variantes adecuadas, representan una fuente importante de ciertos nutrientes. Si bien existen numerosas variantes de quesos, ya sean de vaca o cabra todos se caracterizan por ser sometidos al mismo proceso de de elaboración en el cual se elimina el agua de la leche. El resultado final es un producto de alto valor nutricional que se destaca por su grandioso contenido en proteínas, vitaminas, sales minerales y materia grasa fácilmente digerible.

Gracias a estas características el queso es un alimento completo, que está recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), resulta indispensable poner a consideración que no todos los quesos son iguales. Si bien cada variante de queso es única y aporta un sabor, textura y consistencia diferente, uno de los aspectos más importantes a considerar al elegir las mejores opciones para la salud y el peso corporal, radica en su aporte calórico y contenido en grasas. 

De manera específica si estamos cuidando el peso corporal o si queremos adelgazar, es fundamental aprender a seleccionar las variantes de quesos frescos, bajos en calorías y prescindir de las variedades más curadas ya que contienen un mayor porcentaje de materia grasa. Elegir las opciones adecuadas nos ayudará a perder peso y beneficiarnos de sus bondades entre las que se destaca su alto contenido en calcio, el mineral más esencial para la buena salud de huesos y dientes. A la vez el queso es rico en aminoácidos esenciales, los cuales son de gran ayuda para que el organismo funcione correctamente y aportan mucha energía, contiene ácido fólico y su riqueza en proteínas promueve la pérdida de peso, mejora el funcionamiento cerebral y el rendimiento. Si eres amante del queso, no tienes por qué omitirlo de la alimentación, con las siguientes cinco alternativas disfrutarás sin culpa, mientras que cuidas la línea.

1. Queso parmesano
No solo es delicioso y llena de sabor una larga lista de platillos, es una de las mejores opciones para cuidar el peso corporal. A la vez resulta ideal para aquellas personas que son intolerantes a la lactosa, ya que tan solo una onza de queso rallado brinda 8 gramos de proteína, 119 calorías y solo 3 carbohidratos, lo mejor de todo es que es una variante perfecta que no causa ningún tipo de afección estomacal, como inflamación, pesadez y diarrea. El queso parmesano brilla por su alto contenido de calcio y fósforo, nutrientes que benefician la salud, previenen enfermedades y protegen los huesos.

2. Queso de cabra
El queso de cabra es una de las variantes de queso más versátiles y accesibles que existen. Entre sus más grandes ventajas se destaca por ser más fácil de digerir que los quesos elaborados con leche de vaca, esto se debe a que aporta diferentes proteínas que no irritan el sistema digestivo. También tiene un mayor porcentaje de ácidos grasos de cadena media, que el cuerpo absorbe rápidamente en lugar de almacenar y es por ello un gran elemento para promover la pérdida de peso.

3. Queso feta
Una vez que pruebas el queso feta nada vuelve a ser igual, es uno de los alimentos más emblemáticos de Grecia, es uno de los quesos más tradicionales y se caracteriza por elaborarse con la cuajada del queso que es curada en salmuera. Entre sus grandes bondades se encuentra su delicioso sabor, es muy bajo tanto en calorías como en grasas y aporta grandes niveles de vitamina B. También contiene otros nutrientes importantes como las vitaminas A y K, ácido fólico, ácido pantoténico, hierro y magnesio. Lo mejor de todo es que va de maravilla con todo tipo de alimentos, es ideal para preparar ricas ensaladas, sopas, cremas y pastas.

4. Queso azul
No hay medias tintas: amas o detestas el queso azul. Lo cierto es que se trata de una maravillosa opción para la salud, su determinante sabor le confiere poderosas cualidades nutricionales y medicinales. Es considerado un tesoro gracias a sus propiedades antibióticas, digestivas y cardíacas, a la vez es una de las variantes más ricas en calcio de tal manera que protege huesos y dientes. También es muy rico en potasio que es un mineral básico para que el cuerpo funcione bien, además es clave para la contracción muscular, asiste a la función cardíaca y promueve una mejor digestión y salud intestinal.

5. Queso cottage
Uno de los quesos más recomendados por especialistas en nutrición y médicos es el queso cottage, se trata de un tesoro nutricional que beneficia la salud a otro nivel; también es una de las mejores variedades para perder peso. Apoya en el desarrollo de los músculos, previene la resistencia a la insulina, es una extraordinaria fuente de selenio, proteínas, fósforo, calcio y potasio. Se distingue por sus bajos niveles de colesterol, de tal manera que beneficia la salud cardíaca y lo mejor de todo es que es ligero, fresco y de lo más versátil.

Somos lideres en el sector

No dude en solicitar información acerca de nuestros servicios, nuestras vías de contacto están abiertas.

contacto

Av. Joaquín Orrantia, Edificio Trade Building torre A, piso C of. 705C.

Email: asistente@aprobal.org 
Telefono: +593 4 263 9909

EL CONSUMO DE LÁCTEOS PUEDE LLEGAR A CUBRIR HASTA EL 75% DEL CALCIO RECOMENDADO EN LA DIETA

El maíz se vende por encima del precio oficial, por falta del producto. La semana pasada el saco estuvo a 17,50 dólares y en esta, ya se oferta a 18 dólares. Así lo indicó a Diario EXPRESO

EL CONSUMO DE LÁCTEOS PUEDE LLEGAR A CUBRIR HASTA EL 75% DEL CALCIO RECOMENDADO EN LA DIETA

El calcio es uno de los factores determinantes en la estructura y la densidad de la masa ósea durante la infancia. Sin embargo, para que este mineral tenga efectos sobre el organismo es necesario “el consumo de unos 1300 mg/día”, según afirma el doctor Antonio Escribano, especialista en Endocrinología, Nutrición y Medicina Deportiva, que además señala que el 75% de este mineral recomendado en la dieta estaría garantizado mediante el consumo de productos lácteos.


Asimismo, este experto destaca la importancia de las vitaminas A y D, presentes en la leche y en los productos lácteos, para la prevención de enfermedades infecciosas, como las respiratorias, y por su contribución en la mejora y optimización del sistema inmunitario y por lo tanto de las defensas del organismo. Además, junto con la vitamina B12, ayudan a la formación de glóbulos rojos, la regeneración y reparación muscular, la rehidratación e incremento de la resistencia física.

En este sentido, la leche tiene un papel fundamental para la salud en la edad infantil gracias también a la presencia de calcio y fósforo, elementos que “favorecen el desarrollo adecuado de la masa ósea y de los dientes en un momento de la vida en el que el crecimiento de los huesos es fundamental”, explica Escribano, que además subraya el aporte de hidratos de carbono de los productos lácteos, así como de proteínas de alto valor biológico. “Deben formar parte de la dieta de todo deportista porque otorgan la energía y moléculas necesarias para la realización de la actividad física”, agrega.


Y es que según una investigación publicada en “The American Journal of Clinical Nutrition”, el crecimiento óseo y muscular de los niños que consumen leche de vaca puede ser superior, incluso hasta cuatro centímetros más que con la ingesta de otros productos. La leche de vaca ha sido y es una fuente importante de proteínas para los niños, y esto es fundamental para asegurar el crecimiento adecuado durante la infancia.
Por este motivo, y teniendo en cuenta las recomendaciones de sociedades científicas como la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) y la Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad (NAOS) del Ministerio de Sanidad, el especialista en Endocrinología y la Copa Covap recomiendan tomar entre dos y tres vasos de leche al día durante la edad escolar.


Estas indicaciones se enmarcan dentro de la campaña educativa de la Copa Covap, que se ha centrado, entre otras temáticas, en los beneficios de una alimentación saludable y equilibrada, donde los lácteos han tenido un papel importante debido a las ventajas que ofrecen. De esta forma, un equipo de nutricionistas, a través de charlas pedagógicas, ha informado a 50.000 familiares de los más de 25.000 niños participantes en esta iniciativa deportiva y educativa, que suma ya ocho ediciones, sobre la relevancia de incluir en la dieta este tipo de productos para mejorar la salud.

Fuente : Financial Food

Somos lideres en el sector

No dude en solicitar información acerca de nuestros servicios, nuestras vías de contacto están abiertas.

contacto

Av. Joaquín Orrantia, Edificio Trade Building torre A, piso C of. 705C.

Email: asistente@aprobal.org 
Telefono: +593 4 263 9909

ESTOS SON TODOS LOS BENEFICIOS QUE LOS LÁCTEOS APORTAN AL FETO Y ASÍ LE INFLUIRÁN DURANTE TODA SU VIDA

El maíz se vende por encima del precio oficial, por falta del producto. La semana pasada el saco estuvo a 17,50 dólares y en esta, ya se oferta a 18 dólares. Así lo indicó a Diario EXPRESO

ESTOS SON TODOS LOS BENEFICIOS QUE LOS LÁCTEOS APORTAN AL FETO Y ASÍ LE INFLUIRÁN DURANTE TODA SU VIDA

La coordinadora de la Unidad de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica del Hospital Clínico Universitario de Santiago, miembro del CiberObn y del Comité Científico de la Organización Interprofesional Láctea (INLAC), Rosaura Leis, ha recordado que la alimentación de la madre afecta al feto, por lo que ha recomendado el consumo de lácteos.

«La alimentación de la madre dejará una impronta metabólica durante la formación del feto e influirá en la salud del niño durante toda su vida. Los lácteos son claves en el contexto de una dieta saludable», ha dicho la doctora, con motivo de la campaña ‘Súmate a la Generación Láctea’.

Según ha explicado, la mujer gestante, en el marco de una alimentación saludable, deberá tomar al menos tres raciones de lácteos al día, porque son una «garantía» de salud para la madre y para el niño. A la hora de cuantificar las necesidades de calcio que presentan las madres cuando están gestando a sus bebés, los expertos las cifran en función de la edad de éstas entre 1.000 y 1.300 miligramos de este mineral al día. En la leche y los productos lácteos encontramos una forma adecuada, saludable y sabrosa de suplir el calcio necesario.

La mayor parte de las guías en alimentación recomiendan tomar entre dos y cuatro raciones por día de lácteos, dependiendo de la edad y circunstancias de cada colectivo. Los lácteos aportan proteínas de alto valor biológico, grasas e hidratos de carbono, fundamentalmente en forma de lactosa, además de calcio, magnesio, fósforo, zinc y otros minerales, así como vitamina B12 y A, todos ellos con importantes funciones en el organismo.

No obstante, si se tienen en cuenta estrictos criterios científicos, y por tramos de edad, se recomienda que los niños de corta edad tomen entre cuatro y cinco raciones al día, los niños y adolescentes entre tres y cuatro, en cada caso, cuatro las embarazadas y de tres a cuatro las personas de edad avanzada. Los expertos, en definitiva, subrayan que los lácteos deben consumirse durante todas las etapas de la vida.

Fuente : ABC Salud

Somos lideres en el sector

No dude en solicitar información acerca de nuestros servicios, nuestras vías de contacto están abiertas.

contacto

Av. Joaquín Orrantia, Edificio Trade Building torre A, piso C of. 705C.

Email: asistente@aprobal.org 
Telefono: +593 4 263 9909

LECHE ENTERA, SEMIDESNATADA O DESNATADA: CUÁL DEBES TOMAR Y POR QUÉ

El maíz se vende por encima del precio oficial, por falta del producto. La semana pasada el saco estuvo a 17,50 dólares y en esta, ya se oferta a 18 dólares. Así lo indicó a Diario EXPRESO

LECHE ENTERA, SEMIDESNATADA O DESNATADA: CUÁL DEBES TOMAR Y POR QUÉ

Los debates con la leche son uno de los más intensos y habituales en cuanto a rutinas alimentarias e incluso a la necesidad o conveniencia de tomar lácteos de adultos. El otro factor curioso es la gran variedad de leches que inundan los estantes de los supermercados, donde casi la entera es la menos visible. Entera, semidesnatada o desnatada, veamos cuál es mejor tomar y por qué.

 

Empezaremos explicándote la distinción más clásica: leche entera, semi y desnatada. Durante años hemos demonizado la leche entera alegando que “engorda mucho”, mientras que nos decantábamos por leche desnatada, ya que “es más saludable”. Veremos también qué hay o no de cierto en todo esto.

Qué es la leche entera, semidesnatada y desnatada

Debes saber que la principal diferencia entre los tres tipos de leche es la cantidad de grasa, siendo la entera la que concentra una mayor cantidad y la desnatada la que menos. Pero todas son necesarias en algún momento de nuestra vida. Sin embargo, las grasas naturales presentes en la leche en un momento dado se asociaron a un posible incremento del colesterol malo (LDL) debido a que son saturadas.

Luego están los que defienden dejar de consumir lácteos por las contraindicaciones en el organismo y por el argumento de que somos el único animal que tomamos leche después de la etapa de crecimiento. Lo cierto es que millones de persones son intolerantes y eso se asocia a ese argumento de que no es natural tomar lácteos de adulto.

Los debates con la leche son uno de los más intensos y habituales en cuanto a rutinas alimentarias e incluso a la necesidad o conveniencia de tomar lácteos de adultos. El otro factor curioso es la gran variedad de leches que inundan los estantes de los supermercados, donde casi la entera es la menos visible. Entera, semidesnatada o desnatada, veamos cuál es mejor tomar y por qué.

Empezaremos explicándote la distinción más clásica: leche entera, semi y desnatada.   Durante años hemos demonizado la leche entera alegando que “engorda mucho”, mientras que nos decantábamos por leche desnatada, ya que “es más saludable”. Veremos también qué hay o no de cierto en todo esto.

La leche entera

La leche entera está compuesta principalmente por agua, sal, minerales y calcio. Glúcidos como la lactosa, materia grasa, proteínas como la caseína, y vitaminas A, D, B y E. Por ello, es buena para mantener unos huesos fuertes y sanos y prevenir la osteoporosis. Además, es hidratante, saciante y proporciona gran cantidad de energía.

 

Está especialmente indicada para los niños, pues protege el tracto gastrointestinal contra patógenos, toxinas e inflamación, y regula los procesos de obtención de energía, especialmente el metabolismo de la glucosa y la insulina. Sin embargo, contiene lactosa, un azúcar al que muchas personas son intolerantes, por lo que si este es tu caso, es mejor que tomes leche sin lactosa. También contiene mucha grasa, por lo que si tienes problemas con el colesterol.

 

Leche semidesnatada

La leche semidesnatada se convierte en la opción más equilibrada y aconsejable, pues reúne los beneficios de cada uno de las dos leches anteriores. Por un lado, es casi tan ligera como la leche desnatada, de hecho la diferencia calórica entre ambas es mínima. Y por otro lado, conserva íntegras ciertas propiedades importantes de la leche entera, como son las vitaminas del grupo B, el calcio, las proteínas y la lactosa; y la mitad de vitamina A y E.
 
Esta leche sería la más saludable porque es apta para todas las personas que no padezcan una intolerancia. Pero la leche entera es igual de sana, ya que sus grasas son beneficiosas. El problema es que esta última no se recomienda a personas que sufren obesidad o hipercolesterolemia, mientras que la semidesnatada sí.
 

Leche desnatada

Como su propio nombre indica, la leche desnatada o descremada es aquella a la que se le han eliminado los ácidos grasos mediante centrifugado.
 
Este tipo de leche es el más recomendado para personas que están haciendo dietas para perder peso o problemas cardiovasculares, pues apenas tiene grasas saturadas, que son las que aumentan los niveles de colesterol en sangre. Sin embargo, esto no afecta a su aporte en proteínas, azúcares (lactosa) y calcio.
 

El mito de la leche desnatada

Lo que no se ha tenido en cuenta es que las grasas de la leche son un nutriente esencial para nuestro organismo: nos aportan energía, saciedad, transportan y absorben vitaminas… Por eso la leche desnatada se ha situado ahora en el ojo de la polémica. Al haber sido tratada para quitarle la grasa, pierde también vitaminas liposolubles, especialmente la A, D y el retinol. Por tanto, su valor nutricional final (a no ser que la enriquezcan) no es de gran interés.
 
No existen evidencias científicas para recomendar a la población que prioricen el consumo de lácteos desnatados antes que los enteros. Por tanto, ¿la leche desnatada engorda menos? Sí, porque contiene menos calorías. ¿Es más saludable? No, porque apenas nos aporta nutrientes de calidad.
 

Conclusión: la mejor opción, la semidesnatada

Aunque esta afirmación hay que especificarla: la leche desnatada sería la más saludable porque es apta para todas las personas que no padezcan una intolerancia. Pero la leche entera es igual de sana, ya que sus grasas son beneficiosas. El problema es que esta última no se recomienda a personas que sufren obesidad o hipercolesterolemia, mientras que la semidesnatada sí.
 
Por tanto, si tu salud cardiovascular es buena, lo ideal es que apuestes por la leche entera o la semi, ya que estarás beneficiándote de sus nutrientes. Aunque recuerda que la leche no es un alimento imprescindible, por lo que no es necesario que la tomes. Puedes obtener calcio, grasas y vitaminas de otros alimentos saludables como las verduras o los frutos secos.
 

Fuente : Merca2

Somos lideres en el sector

No dude en solicitar información acerca de nuestros servicios, nuestras vías de contacto están abiertas.

contacto

Av. Joaquín Orrantia, Edificio Trade Building torre A, piso C of. 705C.

Email: asistente@aprobal.org 
Telefono: +593 4 263 9909

LOS LÁCTEOS EN LA ALIMENTACIÓN INFANTIL: EL YOGUR Y EL QUESO

El maíz se vende por encima del precio oficial, por falta del producto. La semana pasada el saco estuvo a 17,50 dólares y en esta, ya se oferta a 18 dólares. Así lo indicó a Diario EXPRESO

LOS LÁCTEOS EN LA ALIMENTACIÓN INFANTIL: EL YOGUR Y EL QUESO

Continuando con nuestro recorrido por la alimentación infantil y ya que hablamos sobre la leche de vaca, toca el turno de otros dos lácteos: el yogur y el queso, alimentos que no deben faltar en la dieta de los niños.


Al igual que otros alimentos, el yogur y el queso deben ser introducidos siguiendo ciertas pautas. Te contamos lo que necesitas saber sobre el yogur y el queso en la alimentación infantil y cuándo ofrecerlos a los niños.

El yogur en la alimentación infantil

El yogur es un alimento que se obtiene de la fermentación de la leche, por lo que tiene propiedades nutricionales similares: calcio, proteínas y vitamina D. Pero como lo comentamos cuando hablamos sobre la leche de vaca, ésta contiene más proteínas de las que un bebé necesita, y lo mismo ocurre con los yogures.

 

En el caso de los “primeros yogures” emplean fórmula de continuación (que se puede tomar a partir de los seis meses), por lo que efectivamente, son aptos para los bebés a partir de esta edad. Sin embargo, debemos recordar que son productos ultraprocesados y que tienen una alta concentración de azúcares.

Actualmente, la Asociación Española de Pediatría recomienda ofrecer yogur a los bebés en pequeñas cantidades a partir de los 9 o 10 meses de edad, aunque no es necesario hacerlo, ya que un bebé que sigue tomando leche materna a demanda y realiza varias tomas al día no suele precisar otro aporte de lácteos; y uno que toma fórmula necesita entre 280-500ml de leche al día, algo que alcanzar fácilmente con sus 2-3 biberones diarios.

A partir de los 12 meses, el yogur más adecuado para los bebés y niños es el natural, sin discusión ni duda alguna, ya que los yogures de sabores contienen una gran cantidad de azúcares añadidos (además de otros muchos ingredientes).

Al igual que el yogur, se recomienda evitar las natillas, “petit suisses” y “actimeles” hasta pasados los doce meses de edad, especialmente porque a diferencia del yogur, que es leche fermentada con sus bacterias nuevas, los otros son un postre de leche con azúcar.

El queso en la alimentación infantil

El queso es un alimento derivado de la leche, que naturalmente, contiene un aporte nutricional similar a ésta, haciéndolo un alimento muy completo por su aporte de calcio, proteínas y vitamina D, que ayudan al crecimiento de los huesos.

Al igual que el yogur, la Asociación Española de Pediatría en sus recomendaciones sobre la alimentación complementaria señala que el queso debe ofrecerse en pequeñas cantidades a partir de los 9 o 10 meses de edad.

Se recomienda empezar con queso fresco o tierno en trocitos pequeños que pueda tomar con sus dedos, pues es justamente alrededor de los 9 y 10 meses cuando comienzan a practicar el agarre de pinza. Los quesitos (tipo caserío) contienen grasas de muy baja calidad y no es recomendable comerlos más de una vez a la semana.

Tanto el queso como el yogur habremos de ofrecerlo igual que otros alimentos: de forma gradual y vigilando su reacción pues, aunque no sean altamente alergénicos como la leche, sí contienen proteínas lácteas.

Fuente : Bebes & Más

Somos lideres en el sector

No dude en solicitar información acerca de nuestros servicios, nuestras vías de contacto están abiertas.

contacto

Av. Joaquín Orrantia, Edificio Trade Building torre A, piso C of. 705C.

Email: asistente@aprobal.org 
Telefono: +593 4 263 9909

¿CÓMO LOS LÁCTEOS PUEDEN AYUDAR A FORTALECER NUESTRA INMUNIDAD FRENTE AL COVID-19?

El maíz se vende por encima del precio oficial, por falta del producto. La semana pasada el saco estuvo a 17,50 dólares y en esta, ya se oferta a 18 dólares. Así lo indicó a Diario EXPRESO

¿CÓMO LOS LÁCTEOS PUEDEN AYUDAR A FORTALECER NUESTRA INMUNIDAD FRENTE AL COVID-19?

Si bien no hay alimentos ni suplementos nutricionales que puedan prevenir la infección por COVID-19, la evidencia muestra que una buena nutrición juega un papel importante en la construcción de un sistema inmunitario fuerte. Por el contrario, la desnutrición y malnutrición pueden tener un gran impacto él y aumentar el riesgo de infecciones.


La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) recomienda mantener una dieta saludable, para apoyar a que el sistema inmunológico funcione de manera óptima. Una revisión de los países que informan en la base de datos de directrices dietéticas de la FAO, muestra que casi todos ellos aconsejan el consumo de leche y / o alimentos lácteos. Esto refleja la abrumadora evidencia científica de que los lácteos son un componente importante de un patrón dietético adecuado y están asociados con resultados positivos para la salud.

Estos no sólo desempeñan un papel integral en el apoyo a la salud en general. La leche y los lácteos son importantes para una óptima función inmune, ya que contienen proteína de alta calidad, zinc, selenio y vitaminas A-B12 y D (presente en leches fortificadas). 

Las últimas investigaciones han concluido que la vitamina D es una de las más importante a la hora de hacerle frente al Coronavirus, siempre que se consuma en sus dosis justas, ya que un exceso podría producir hasta daño hepático. En el caso de los niños, es ideal entregarles la porción exacta, una opción a esto son las cajitas de leche de 200 ml en envases de Tetra Pak®, que además aseguran la conservación e inocuidad del producto. 


“Hay estudios recientes, donde se compararon los niveles de vitamina D de varios países con sus tasas de mortalidad por Coronavirus, llegando a la siguiente conclusión: quienes reportaron niveles más bajos de vitamina D tuvieron también tasas de mortalidad más altas de COVID-19; como Italia, España y el Reino Unido”, señala Rodrigo Valenzuela, nutricionista y doctor en Nutrición y Alimentos; quien además cursa actualmente un postdoctorado en la Universidad de Toronto.


Otra variable, que menciona también el experto, es que las personas obesas serían parte de la población de riesgo, ya que esta condición produce una inflamación crónica. “Está demostrado que el consumo de lácteos ayuda a la prevención de la obesidad. La leche y sus componentes ayudan a preservar la masa muscular y/o disminución en el peso corporal. Es un alimento muy completo que debiera ser consumido por los distintos miembros de una familia, desde niños hasta abuelos”, explicó el nutricionista y también profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile. 


Además, muchos productos lácteos fermentados contienen cultivos bacterianos activos, como los probióticos y prebióticos o fibras, los que influyen significativa y positivamente en el sistema inmunitario.

Somos lideres en el sector

No dude en solicitar información acerca de nuestros servicios, nuestras vías de contacto están abiertas.

contacto

Av. Joaquín Orrantia, Edificio Trade Building torre A, piso C of. 705C.

Email: asistente@aprobal.org 
Telefono: +593 4 263 9909

LOS LÁCTEOS EN LA ALIMENTACIÓN INFANTIL: LA LECHE DE VACA

El maíz se vende por encima del precio oficial, por falta del producto. La semana pasada el saco estuvo a 17,50 dólares y en esta, ya se oferta a 18 dólares. Así lo indicó a Diario EXPRESO

LOS LÁCTEOS EN LA ALIMENTACIÓN INFANTIL: LA LECHE DE VACA

Los lácteos son uno de los siete grupos de alimentos que no deben faltar en la dieta de lo niños, destacando particularmente la leche de vaca, que contiene un importante aporte nutricional para ellos.

Sin embargo, al igual que otros alimentos, la leche de vaca debe ser introducida siguiendo ciertas pautas. Te contamos lo que necesitas saber sobre la leche de vaca en la alimentación infantil y cuándo ofrecerla a los niños.

 
La leche de vaca en la alimentación infantil
La leche es un alimento líquido con una elevada proporción de agua y una composición de glúcidos, lípidos y proteínas bastante equilibrada que contiene una importante cantidad de sales, vitaminas y enzimas. Se trata de un alimento con proteínas de alto valor nutritivo y de una importante fuente de calcio.
 

El calcio es importante en la alimentación infantil porque es necesario para la formación y mantenimiento del esqueleto y de los dientes. Además es necesario para el correcto funcionamiento del sistema muscular y del sistema nervioso. El 99% del calcio se encuentra en los huesos y pasa de suponer 30 g en el recién nacido a 1.200 g cuando la persona es adulta.

Se recomienda una ingesta diaria de calcio de 400 mg en los primeros seis meses, de 600 mg en el segundo semestre, de 800 mg en el período que comprende los 12 meses y los 10 años y 1.200 mg durante la adolescencia. Esto equivale a entre dos y cuatro raciones de lácteos al día, según la edad, que veremos a detalle más delante.

Leche de vaca: no antes de los 12 meses

A pesar de ser beneficiosa para la dieta infantil, no se debe ofrecer a los menores de un año. Las razones por las que un bebé no puede tomar leche de vaca son varias. La primera es que los bebés no son capaces de digerir completamente la leche de vaca, y la parte que sí digieren lo hacen con problemas.

Otra de las razones es la cantidad de proteínas y minerales que tiene la leche de vaca. La leche materna tiene cerca de 1 gramo de proteínas por cada 100 ml, mientras que la leche de vaca tiene 3,3 gramos. Esta diferencia responde a algo muy lógico: la leche materna se crea para alimentar a un bebé de 3 kilos de peso y la leche de vaca se crea para alimentar a una ternera de 32 kilos.

Los riñones de los recién nacidos son muy inmaduros al nacer, pero esto no supone ningún problema si toma leche materna, porque es una leche que para nada los hará trabajar por encima de sus posibilidades. Ahora bien, si en vez de leche materna les damos leche de vaca, sus riñones se sobrecargarán y los bebés podrán sufrir alteraciones graves (sus riñones no son capaces de filtrar y excretar todo el exceso de nutrientes que está tomando).

Otro factor por el que los bebés no pueden tomar leche de vaca, es porque es posible que con ella sufrieran anemia. La leche materna contiene 0,1 mg de hierro por cada 100 gramos, mientras que la leche de vaca contiene 0,1 mg por cada 100 gramos.

Además, la leche de vaca es altamente alergénica y el riesgo de desarrollar hipersensibilidad a las proteínas de la leche de vaca disminuye muchísimo a partir de los 12 meses, cuando el intestino de los bebés es mucho menos permeable y deja de absorber moléculas que meses antes pasaban fácilmente al torrente sanguíneo produciendo alergias.

Cuándo y cómo ofrecer leche de vaca a los niños

Las recomendaciones actuales de la Asociación Española de Pediatría sobre la alimentación complementaria señalan que se puede ofrecer leche de vaca entera a partir de los 12 meses.


Si el bebé es amamantado, no hace falta que tome dicha leche hasta más adelante y continúe recibiendo los beneficios de la leche materna, aunque, evidentemente, no pasa nada si la toma. Si el bebé toma leche artificial, puede empezar a tomarla a partir de los doce meses.


A continuación, enlistamos las recomendaciones de consumo de leche de vaca por edades hasta los cinco años, publicadas en un documento por la Academia de Nutrición y Dietética, la Academia Americana de Odontología Pediátrica, la Academia Americana de Pediatría y la Asociación Americana.
Los niños de 12 a 24 meses pueden comenzar a tomar leche entera pasteurizada y sin sabor, ya que aporta nutrientes como proteínas, calcio y vitamina D, y que su cuerpo en crecimiento necesita. La cantidad recomendada de leche para esta edad es de dos a tres tazas al día.


La cantidad de tazas de leche que necesita un niño de un año dependerá de cuántos sólidos come al día. Al acercarse a los dos años y cuando comience a consumir mayor cantidad de alimentos, necesitará menores cantidades de leche. Si en la familia hay historial de obesidad o de enfermedades del corazón, la leche baja en grasa puede considerarse en lugar de la leche entera, pero deberás consultarlo previamente con su pediatra.
Los niños de 2 a 3 años pueden comenzar a tomar leche entera pasteurizada y sin sabor, leche pasteurizada sin grasa o leche baja en grasa. La cantidad recomendada de leche para esta edad es de máximo dos tazas al día.


Hacer la transición hacia leches bajas en grasa ayudará a los niños a mantenerse dentro de las recomendaciones de grasa y calorías totales al día, que promueven un peso saludable. En caso de que el niño tenga bajo peso u otras necesidades médicas, deberás consultar con el pediatra para elegir las mejores bebidas para tu hijo.


Los niños de 4 a 5 años deben tomar leche entera pasteurizada y sin sabor, leche pasteurizada sin grasa o leche baja en grasa. La cantidad recomendada de leche para esta edad es de máximo dos tazas y media al día.

 

Somos lideres en el sector

No dude en solicitar información acerca de nuestros servicios, nuestras vías de contacto están abiertas.

contacto

Av. Joaquín Orrantia, Edificio Trade Building torre A, piso C of. 705C.

Email: asistente@aprobal.org 
Telefono: +593 4 263 9909

NO OLVIDES LOS LÁCTEOS EN EL PERIODO DEL CONFINAMIENTO

El maíz se vende por encima del precio oficial, por falta del producto. La semana pasada el saco estuvo a 17,50 dólares y en esta, ya se oferta a 18 dólares. Así lo indicó a Diario EXPRESO

NO OLVIDES LOS LÁCTEOS EN EL PERIODO DEL CONFINAMIENTO

Un estudio reciente, publicado en ‘Advances in Nutrition’, señala que la ingesta regular de leche y de productos lácteos se asocia con un mayor crecimiento y menor riesgo de obesidad en la infancia.

 

El consumo ideal de lácteos oscila entre 2 y 3 raciones de lácteos al día en niños y adultos, si bien esta cantidad debe subir hasta 3 o 4 en colectivos especiales como adolescentes, mujeres durante el embarazo y lactancia, ancianos y deportistas, recuerda la doctora Rosa María Ortega, doctora en Farmacia y catedrática de Nutrición en la Universidad Complutense de Madrid, quien destaca la importancia de mantener su consumo durante el confinamiento provocado por el estado de alarma por el Covid-19.


En el mismo sentido, la doctora Rosaura Leis, coordinadora de la Unidad de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica del Hospital Clínico Universitario de Santiago, líder del GI Nutrición Pediátrica del IDIS y miembro del CiberObn, subraya que los lácteos son un alimento de consumo diario y fundamental en las dietas atlántica y mediterránea, al aportar proteínas de alto valor biológico, además de importantes grasas, minerales (siendo la principal fuente de calcio) y vitaminas”.

Una ración de leche equivaldría a 200-250 mililitros (una taza o vaso), mientras que la ración de yogur serían 250 gramos (2 yogures). La porción de queso semicurado o curado rondaría los 30 gramos y, la de queso fresco, sobre 60 gramos. Con estas pautas, serían fácilmente alcanzables las tres raciones al día, de media.

Por su parte, el catedrático de Nutrición y Bromatología de la Facultad de Farmacia y Director del Departamento de Ciencias Farmacéuticas y de la Salud de la Universidad CEU San Pablo, Gregorio Varela Moreiras indica, por ejemplo, que las proteínas de los lácteos tienen alta calidad biológica, es decir, son altamente aprovechables para el fortalecimiento y el mantenimiento de la masa muscular mientras que el calcio es clave para mantener una buena estructura ósea, para estar activo y en la práctica deportiva.

En los adultos, el consumo se asocia con una mejora de la composición corporal y un riesgo reducido de mortalidad, enfermedades cardiovasculares y diabetes de tipo 2 así como con menor riesgo de padecer diferentes tipos de cáncer.
“En general, los expertos aconsejan, junto a práctica regular de ejercicio físico, pautas de alimentación equilibrada variada, satisfactoria, sostenible y compartida, donde brillan los productos frescos asociados a la Dieta Mediterránea, en la línea de las recomendaciones de la Fundación Española de la Nutrición (FEN); la Fundación Española del Corazón (FEC) o la Academia Española de Nutrición y Dietética”, concluye la directora gerente de InLac, Nuria María Arribas.

Fuente :Ecoticias

Somos lideres en el sector

No dude en solicitar información acerca de nuestros servicios, nuestras vías de contacto están abiertas.

contacto

Av. Joaquín Orrantia, Edificio Trade Building torre A, piso C of. 705C.

Email: asistente@aprobal.org 
Telefono: +593 4 263 9909