fbpx

El maíz se vende por encima del precio oficial, por falta del producto. La semana pasada el saco estuvo a 17,50 dólares y en esta, ya se oferta a 18 dólares. Así lo indicó a Diario EXPRESO

QUÉ TIPOS DE QUESO ES POSIBLE COMER SIN CULPA

Los quesos no son el enemigo de la pérdida de peso. Descubre las alternativas más ricas, bajas en calorías y con menor contenido en grasas.

Hoy en día la tendencia de salud y nutrición es contundente y nos invita a basar la dieta en alimentos reales y saludables que se distingan por sus propiedades nutricionales y medicinales. Con base en ello existen muchos grupos de alimentos que han sido sometidos a ciertas críticas y dudas sobre sus efectos en la salud. Sin lugar a dudas los productos lácteos han sido seriamente cuestionados y dentro de dicha categoría, los quesos son los primeros en la lista.

Lo primero que es importante mencionar, es que los quesos han sido falsamente juzgados y cuando aprendemos a seleccionar las variantes adecuadas, representan una fuente importante de ciertos nutrientes. Si bien existen numerosas variantes de quesos, ya sean de vaca o cabra todos se caracterizan por ser sometidos al mismo proceso de de elaboración en el cual se elimina el agua de la leche. El resultado final es un producto de alto valor nutricional que se destaca por su grandioso contenido en proteínas, vitaminas, sales minerales y materia grasa fácilmente digerible.

Gracias a estas características el queso es un alimento completo, que está recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), resulta indispensable poner a consideración que no todos los quesos son iguales. Si bien cada variante de queso es única y aporta un sabor, textura y consistencia diferente, uno de los aspectos más importantes a considerar al elegir las mejores opciones para la salud y el peso corporal, radica en su aporte calórico y contenido en grasas. 

De manera específica si estamos cuidando el peso corporal o si queremos adelgazar, es fundamental aprender a seleccionar las variantes de quesos frescos, bajos en calorías y prescindir de las variedades más curadas ya que contienen un mayor porcentaje de materia grasa. Elegir las opciones adecuadas nos ayudará a perder peso y beneficiarnos de sus bondades entre las que se destaca su alto contenido en calcio, el mineral más esencial para la buena salud de huesos y dientes. A la vez el queso es rico en aminoácidos esenciales, los cuales son de gran ayuda para que el organismo funcione correctamente y aportan mucha energía, contiene ácido fólico y su riqueza en proteínas promueve la pérdida de peso, mejora el funcionamiento cerebral y el rendimiento. Si eres amante del queso, no tienes por qué omitirlo de la alimentación, con las siguientes cinco alternativas disfrutarás sin culpa, mientras que cuidas la línea.

1. Queso parmesano
No solo es delicioso y llena de sabor una larga lista de platillos, es una de las mejores opciones para cuidar el peso corporal. A la vez resulta ideal para aquellas personas que son intolerantes a la lactosa, ya que tan solo una onza de queso rallado brinda 8 gramos de proteína, 119 calorías y solo 3 carbohidratos, lo mejor de todo es que es una variante perfecta que no causa ningún tipo de afección estomacal, como inflamación, pesadez y diarrea. El queso parmesano brilla por su alto contenido de calcio y fósforo, nutrientes que benefician la salud, previenen enfermedades y protegen los huesos.

2. Queso de cabra
El queso de cabra es una de las variantes de queso más versátiles y accesibles que existen. Entre sus más grandes ventajas se destaca por ser más fácil de digerir que los quesos elaborados con leche de vaca, esto se debe a que aporta diferentes proteínas que no irritan el sistema digestivo. También tiene un mayor porcentaje de ácidos grasos de cadena media, que el cuerpo absorbe rápidamente en lugar de almacenar y es por ello un gran elemento para promover la pérdida de peso.

3. Queso feta
Una vez que pruebas el queso feta nada vuelve a ser igual, es uno de los alimentos más emblemáticos de Grecia, es uno de los quesos más tradicionales y se caracteriza por elaborarse con la cuajada del queso que es curada en salmuera. Entre sus grandes bondades se encuentra su delicioso sabor, es muy bajo tanto en calorías como en grasas y aporta grandes niveles de vitamina B. También contiene otros nutrientes importantes como las vitaminas A y K, ácido fólico, ácido pantoténico, hierro y magnesio. Lo mejor de todo es que va de maravilla con todo tipo de alimentos, es ideal para preparar ricas ensaladas, sopas, cremas y pastas.

4. Queso azul
No hay medias tintas: amas o detestas el queso azul. Lo cierto es que se trata de una maravillosa opción para la salud, su determinante sabor le confiere poderosas cualidades nutricionales y medicinales. Es considerado un tesoro gracias a sus propiedades antibióticas, digestivas y cardíacas, a la vez es una de las variantes más ricas en calcio de tal manera que protege huesos y dientes. También es muy rico en potasio que es un mineral básico para que el cuerpo funcione bien, además es clave para la contracción muscular, asiste a la función cardíaca y promueve una mejor digestión y salud intestinal.

5. Queso cottage
Uno de los quesos más recomendados por especialistas en nutrición y médicos es el queso cottage, se trata de un tesoro nutricional que beneficia la salud a otro nivel; también es una de las mejores variedades para perder peso. Apoya en el desarrollo de los músculos, previene la resistencia a la insulina, es una extraordinaria fuente de selenio, proteínas, fósforo, calcio y potasio. Se distingue por sus bajos niveles de colesterol, de tal manera que beneficia la salud cardíaca y lo mejor de todo es que es ligero, fresco y de lo más versátil.