El maíz se vende por encima del precio oficial, por falta del producto. La semana pasada el saco estuvo a 17,50 dólares y en esta, ya se oferta a 18 dólares. Así lo indicó a Diario EXPRESO

LA IMPORTANCIA DE SUPLEMENTOS PARA LA NUTRICIÓN

Según las nuevas tendencias, fortalecen el sistema inmunológico de los animales, lo que determina mayor salud y bienestar animal.


Las vitaminas, los minerales y los aminoácidos son los aliados de aquellos productores que buscan alimentar a sus animales con una dieta balanceada y a través de una mayor eficiencia de recursos.


Proporcionar una dieta balanceada rica en todos los nutrientes es esencial para garantizar el éxito de los productores de aves, cerdos y ganado en general.

25_sep_19

El futuro de la nutrición animal está relacionado con la reducción de costos de producción, la sustentabilidad y la eficiencia de los recursos, los productores deben producir más con menos y mientras tanto preservar el medio ambiente y el bienestar de los animales.
Las vitaminas y los minerales orgánicos ligados a la glicina, tales como el cobre, hierro, manganeso y zinc, son esenciales para la vitalidad, garantizando una alta productividad, fortaleciendo el sistema inmunológico en general lo que determina una mayor salud y bienestar animal.


Proporcionar una dieta balanceada en nutrientes es esencial para garantizar el éxito del productor pecuario. Los animales monogástricos, como pollos, cerdos y gallinas, carecen de suficiente fitasa intestinal para aprovechar el fósforo que está presente en los cereales y los componentes en base soja, que son base de su dieta. Por este motivo, los ingredientes deben ser correctamente suplementados con vitaminas, aminoácidos y otros minerales esenciales.


Natuphos®, por ejemplo, es una enzima natural que garantiza un mejor uso del fósforo y otros nutrientes importantes durante el proceso digestivo.
Las carbohidrasas como Natugrain® TS de BASF cumplen un papel fundamental en la digestión y absorción de los polisacáridos no-almidonosos (PNA) presentes en los cereales.
Con los animales inmuno-deprimidos, disminuyen los rendimientos productivos, aumentando los gastos veterinarios, que se suman a los costos por descarte y mortalidad.